EVOLUCIÓN DEL CASTELLANO

LITERATUARA HEBREA

LITERATUARA HEBREA

Los hebreos, pueblo de nómadas semitas, aparecieron en el Asia Anterior alrededor del siglo XIII a.C. Estos se asentaron en la zona de Palestina, al sur de Fenicia. Esta zona está delimitada al oeste, por el mar Mediterráneo; al este, por el río Jordán y el Mar Muerto; al norte, por las montañas del Líbano y al sur, por la península del Sinaí. Es un territorio menos fértil que Egipto y Mesopotamia, pero presenta llanuras aptas para el pastoreo y el cultivo, por lo que será codiciado por los vecinos del desierto.

Esta región se llamó primitivamente el país de Canaan debido a que sus primitivos pobladores fueron los cananeos. Cerca del 1500 a.C. llegaron tribus de origen ario, los filisteos, y denominaron a la zona Philistina, nombre del cual deriva la palabra Palestina. Posteriormente se asentaron los hebreos, singular pueblo, que no formó un poderoso Estado o un Imperio, pero que sorteando avatares mantuvo su vigencia hasta la actualidad.

(Antes de) 2000 a.C. Eran pastores nómadas que estaban bajo las ordenes de sus patriarcas
(Hacia) 2000 a.C. La tribu de Abrahán, se establece en Cannán (Palestina).
1680-1580 a.C. Emigran a Egipto.
1580-1500 a.C. Salen de Egipto y se establecen en el desierto del Sinaí. Moisés proclama la religión del dios único, y la organización de las doce tribus y el gobierno de cada una de ellas por los Ancianos.
1500-1400 a.C. Con Josué vuelven a Palestina de pastores nómadas se convierten en agricultores sedentarios.
1400-1100 a.C. Gobierno de los Jueces.
1025-935 a.C. Monarquía, reyes, Saúl, David, Salomón. Construcción del templo de Jerusalén alcanza el mayor poderío el pueblo de Israel.
935 a.C. Luego de Salomón, ocurre el cisma (división) de las 10 tribus, separación del reino de Israel (capital Samaria) y del reino de Judá (capital Jerusalén).
586 Fin del reino de Judá. Toma de Jerusalén por el rey de babilonia, Nabucodonosor, quema ciudad y templo y manda a los judíos a caldea.
538 a.C. Después de la toma de babilonia por Ciro (persa) este autoriza a los judíos a volver a su país, reconstruyen Jerusalén y el templo.

La literatura hebrea antigua se concentra principalmente en los diversos libros bíblicos, algunos de los cuales, como el Cantar de los Cantares o el Libro de Job, poseen un notable tono literario. También en el Talmud (libro que contiene la tradición, doctrinas, ceremonias y preceptos de la religión judía), el otro libro sagrado del hebraísmo, abundan las partes narrativas. La literatura hebrea es la literatura escrita por judíos en hebreo.

LAS ESCRITURAS
La literatura hebrea se puede dividir cronológicamente en doce periodos. La literatura hebrea antigua está formada principalmente por el Antiguo Testamento y los tres primeros periodos de la literatura estuvieron dedicados a la redacción de varias partes del Antiguo Testamento. 
En el primer periodo, que se extiende desde los primeros tiempos hasta el año 950 a.C., se escribió casi toda la parte poética del Antiguo Testamento. Entre los siglos X y VI a.C. se pusieron por escrito los libros que integran el Pentateuco o Torá, quedando así fijados unos textos que —al igual que en el resto del Antiguo Testamento— se habían venido trasmitiendo oralmente de generación en generación. Conviene recordar, no obstante, que los manuscritos más antiguos conservados son de época muy posterior.

Al segundo periodo (c. 950-586 a.C.) pertenecen la mayor parte de narraciones históricas relativas a los reinos de Israel y Judá, algunos de los Salmos, y los oráculos de algunos profetas. Durante el tercer periodo (586-165 a.C.) se escribieron los libros conocidos en la biblia hebrea como ketubim (hagiógrafos o escritores de vidas de santos), específicamente Eclesiastés, Job, Proverbios, y gran parte de los Salmos. Muchos escritos apócrifos (fabulosos, supuestos o fingidos) (deuterocanónicos según la denominación en las biblias católicas) también pertenecen a esta época y gran parte del Antiguo Testamento fue traducido del hebreo al griego por eruditos judíos residentes en Egipto.

En el cuarto periodo (165 a.C.-135 d.C.), el Midras (estudio interpretativo y actualizante del Antiguo Testamento), que se había empezado a escribir durante la cautividad de Babilonia, se dividió en dos partes, la Halajá (es la recopilación de las principales leyes judías) y la Hagadá (Relato que contiene las lecturas prescriptas para la ceremonia del seder: el cual designa el conjunto de elementos que componen un rito; narrando el exilio de los judíos de Egipto y explicando las distintas partes del ritual), por medio de las cuales se trataron temas teológicos y éticos, utilizando historias y anécdotas. Entre otras obras de esta época hay que citar los escritos apocalípticos del Antiguo Testamento, incluidos los atribuidos a Moisés, al profeta Daniel, al patriarca Enoch, y al predicador y reformista Esdras; los Manuscritos del Mar Muerto, atribuidos a la comunidad monástica de los esenios; y los escritos del historiador Flavio Josefo.

EL TALMUD
El mayor logro durante el quinto periodo (135-475) fue el Talmud (libro que contiene la tradición, doctrinas, ceremonias y preceptos de la religión judía). Se terminó la versión conocida como el Talmud de Palestina y comenzó a elaborarse la versión más importante del llamado Talmud babilónico. En el sexto periodo (470-740) se terminó el Talmud babilónico, se reunieron las primeras narraciones denominadas Haggadot (plural de Hagadá) y se creó la Masora, es decir, las anotaciones realizadas por ciertos rabinos (sacerdotes) al texto hebreo de las Escrituras.

En el séptimo periodo (740-1040), se recopilaron los primeros libros hebreos de oraciones (c. 880), y se escribió el primer diccionario del Talmud (c. 900). En esta época apareció el Séfer ha-Mitzwot (El libro de los Preceptos), que pregonaba la vuelta a las Escrituras, escrito aproximadamente en el 770 por Anán ben David, fundador de la secta judía de los caraítas.

ACTIVIDAD UNO
NIVEL LITERAL
1. ¿De dónde proviene la cultura Hebrea?
2. Reconstruya, a partir de cuadro, la historia de los hebreos.
3. Defina los siguientes términos: Talmud, Midras, Halajá, Seder y Hagadá

NIVEL INFERENCIAL
1. A partir de la lectura comprensiva de los primeras siete (7) periodos, ¿qué se puede concluir?

SALMO 23
El buen pastor
(1) Yahvéh es mi pastor,
nada me falta.
(2) Por prados de fresca hierba me apacienta;
hacia las aguas de reposo me conduce,
y conforta mi alma.
(3) Me guía por senderos de justicia,
por amor de su nombre.
(4) Aunque pase por valle tenebroso,
ningún mal temeré;
pues junto a mi vara y tu cayado,
ellos me consuelan.
(5) Tu preparas ante mí una mesa
frente a mis adversarios;
unges con óleo mi cabeza,
rebosante está mi copa.
(6) Si, dicha y gracia me acompañarán
todos los días de mi vida;
mi morada será la casa de Yahvéh
a lo largo de los días.


Cantar de los cantares
Segundo poema 


(8) ¡La voz de mi Amado!
Helo aquí que ya viene,
saltando por los montes,
brincando por los collados.


(9) Semejante es mi Amado a una gacela,
o a un joven cervatillo.
Vedle ya que se para
detrás de nuestra cerca,
mirando por las ventanas,
atisbando por las rejas.

(10) Empieza a hablar mi Amado,
y me dice:
”Levántate, amada mía,
hermosa mía y vente.
(11) Porque, mira, ha pasado ya el invierno,
han cesado las lluvias y se han ido.
(12) Aparecen las flores en la tierra,
el tiempo de las canciones ha llegado,
se oye el arrullo de la tórtola
en nuestra tierra.

(13) Echa las higueras sus yemas,
y las viñas en cierne exhalan su fragancia.
¡Levántate, amada mía,
hermosa mía y vente!
(14) Paloma mía, en las grietas de roca,
en escarpados escondrijos,
muéstrame tu semblante,
déjame oír tu voz;
porque tu voz es dulce,
y gracioso tu semblante.

(15) Cazadnos las raposas,
las pequeñas raposas
que devastan las viñas,
pues nuestras viñas están en flor.

(16) Mi amado es para mí, y yo soy para mi Amado;
él pastorea entre los lirios.

(17) Antes que sople la brida del día
y que huyan las sombras,
vuelve, sé semejante,
Amado mío, a una gacela
o a un joven cervatillo
por los montes de la alianza.

2. ¿Qué quiere expresar el Salmo 23 y el Cantar de los Cantares?
3. ¿Qué sentimientos afloran en cada una de las obras planteadas?