EVOLUCIÓN DEL CASTELLANO

Colombia: mal en inglés


Colombia, con muy bajo dominio del inglés


Ocupa el puesto 50 de 54 evaluados al respecto, según el índice EF de la firma Education First.


En su segunda edición, el English Proficiency Index (EF EPI), creado en el 2011 como medición estandarizada del nivel de este idioma por parte de adultos, analizó los resultados de pruebas de inglés gratuitas presentadas por 1,7 millones de personas entre el 2009 y el 2011.

En general, según el índice, el inglés que se habla en América Latina es muy bajo. "La pobre calidad de las escuelas públicas, combinada con un acceso desigual a la educación, ofrece una explicación más convincente para justificar el bajo nivel de inglés de la región", dice.
Colombia, junto con Panamá, Arabia Saudí, Tailandia y Libia, ocupan las últimas cinco posiciones de la clasificación. En cambio, varios países de Europa, como Suecia, Dinamarca, Países Bajos y Finlandia, figuran en los primeros puestos.
"Las mujeres hablan inglés mejor que los hombres a nivel mundial y en casi todos los países (...) Así mismo, las personas entre 25 y 35 años son el grupo que mejor lo habla", afirma EF EPI. Los bachilleres no lo hablan tan bien como los jóvenes profesionales, lo que demuestra el bajo nivel del idioma que se aprende en la educación básica, secundaria y media, particularmente en el sector oficial.
Y es que el buen manejo de este idioma, recalca el índice, representa ingresos más elevados para un país. "Un buen conocimiento del idioma se traduce en mejores puestos de trabajo y sueldos más altos, lo que a su vez aporta más recursos económicos a los gobiernos y a los ciudadanos".
A esto se suma, según la Unesco, que los países que no preparan a sus científicos e ingenieros para que hablen inglés "pierden la oportunidad de aprovechar la red de conocimiento mundial", pues el inglés fomenta la divulgación de la ciencia, la tecnología y la innovación.
Emigrar a un país de habla inglesa, enfatiza el estudio, no garantiza el dominio del idioma. El nivel educativo general y los conocimientos de inglés previos son factores que influyen en su buen manejo.
"La falta de métodos estandarizados para describir la competencia, la calidad y los objetivos del aprendizaje de inglés, y la falta de práctica por parte de los estudiantes a la hora de marcar dichos objetivos por sí mismos, provocan un importante desperdicio de tiempo y dinero en métodos de aprendizaje de inglés cuya eficacia no se ha demostrado, que son de baja calidad o que no se adaptan a las necesidades de los diferentes usuarios", puntualiza el informe de EF EPI.